sábado, 26 de noviembre de 2011

Daniel Pueblas

Anécdotas, creo que tengo mil en mi cabeza y algunas no son cortitas de contar . Recordemos que nuestra promoción no conoció el régimen mixto. Las horas libres eran un verdadero descontrol y dolor de cabeza para la Señora rectora cuyo nombre no recuerdo. Creo que eramos muy ruidosos pero sanos.
Al ingreso los cigarrillos sueltos que se vendían en el Kiosco de la esquina, recuerdo la ventana por la que los dueños un matrimonio muy mayor atendían. A la salida la caminata hasta el viejo Bar San Carlos en Rivadavia y Avda. de la Plata. Un café con leche que compartíamos entre no menos de cuatro y las veces que nos hecharon por ruidos y baja consumición.
Pero lo importante era la mesa de al lado que ocupaban chicas de otro colegio. Despues de un año pudimos dialogar y hoy se que dos de mis compañeros se casaron con ellas.

Yo abanderado terminé QUINTO con un promedio que apenas superaba siete y me llevé a diciembre INSTRUCCION CIVICA cuando jamás me había pasado con ninguna materia. Sucede que al profesor ya de edad avanzada y creo que se llamaba Delcioppo, le arrojaron el bastón por la ventana del primer piso a la calle. Nadie habló, nos amonestaron colectivamente y la venganza fatal fue la del profe que no aprobó a ninguno y todos a diciembre !!!.

Ni hablar de las clases de BIOLOGIA, disección del pobre sapo, y las cosas que se hicieron en el laboratorio de aquél primer piso que se ingresaba por el patio. Incontable, pero lo cierto es que en aquella época ese laboratorio era el orgullo de nuestro querido Colegio.

Norma, disculpas por estos párrafos que así parecen incoherentes pero que abarcan sin lugar a dudas una parte de nuestra historia de vida y creo yo que en mi caso la mas hermosa que pude vivir !!! .

Un cariño muy grande y seguramente en algún momento volveremos a contactarnos.

Daniel Pueblas

No hay comentarios.: