jueves, 17 de mayo de 2012

Carlos Martini


Los 60´s, en el San Martín
Debiéramos recordar a otros personajes entrañables como:

Preceptores  (en realidad le decíamos celadores, término carcelario, pero bueh…, en ese momento se les llamaba “pagos”): Mileo (grande y chico), Gonzalez, Nastri, Castiglione, Ibarra, quizá aparezca alguno más.
Secretario: Royano 
Preceptores alumnos: Cuccarese, Buzano, Ruiz Díaz, Salerno, Moya, Vispo.       
Profesores:  Psora. Caroselli (Historia) Psora. Corradini (Castellano) Psora. Rodríguez (Castellano) Psora. Cerri (Matemática) Psora. Cabanne (Geografía) Psora. Mermoz (Actividades prácticas) Psora. Florit (Actividades prácticas),  Psora. Bergara  (Ingles)  Psor. Barrenechea (Educación física) Psor. Badino (Matemática) Psor. Mc Kinnley  (Matemática) Psor. Astolfi (Historia), Psora. Virasoro (Música) Gosetti (Contabilidad).
Cosas que hicimos casi todos: dibujar “La Palmera”, ir al consultorio del dentista (Dr. Florit), en hora de clase, al lado de la terracita de la planta alta, robar nísperos con un filtro de café atado a un palo de la higuera que asomaba en la terracita del aula del fondo del patio, a la derecha, cantar La marcha del estudiante, ir de picnic el día de la primavera a Parque Pereyra,   la disección del langostino, la prueba de la pila con el pobre sapo de turno, previa dosis de cloroformo, el experimento de Torricelli, con mercurio, tubo, etc., moverse todos a la vez (balanceándose) cuando estábamos de pie al entrar el profesor/ra, colocarnos los sacos (usábamos saco, no sé si era obligatorio, pero era impensable ir sin él ni corbata) al revés (con el forro hacia afuera), comer los pebetes de salame y/o mortadela que preparaba la señora  del quiosco, ir al baño y ser empujado con la incomodidad y molestias del caso, era una pequeña pesadilla,  ir al primer turno de Educación Física en la C.E.F. de la calle “Republiquetas”, envidiar a Bernasconi, alumno que vivía al lado (casa de la esquina de Quito y Treinta y tres), pedir disculpas para que no te tomen prueba ( solo podías hacerlo de vez en cuando, no había regla fija), estudiar, en Latín  “La zorra y la uvas”, tener séptima hora porque nos había tocado Latín, ir de excursión a San Antonio de Areco a visitar el museo Güiraldes, leer Juvenilia, Don Segundo Sombra, alguna que otra vez firmar la hoja de la prueba, cuando ya sabíamos que no había más nada que hacer (no llegabas a 21 ni sacándote un 12), no presentarse a un examen de marzo, porque no habías llegado a preparar la materia y llevársela previa.
Cosas que ocurrieron: los alumnos de 5 2°, turno mañana,  ataron un par de zapatos de una víctima (se los habían quitado) a la soga de la bandera, los cuales subieron con la bandera durante el izamiento, hubo desagravios, disculpas, públicas y privadas, amonestaciones etc. etc., durante un acto, uno de los alumnos se tentó delante de nuestra querida Dorinda Maure (Música) quien dirigía, con su habitual energía y fue tomado del brazo, levemente zamarreado y puesto al lado de ella,  quedó de frente a todo el patio repleto de alumnos, el problema de tentarse lo tuvimos todos, la conmoción que generó el asesinato Kennedy en 1963.
Carlos Martini

No hay comentarios.: